Ajuntament de Barcelona
Institut de Cultura de Barcelona
Plan Estratégico de Cultura 2006
Nous Accents de Cultura 2006

El primer proceso de actualización del Plan ha renovado la mirada a medio y largo plazo sobre la ciudad y sobre la cultura y, tal como preveía el Plan en su sistema de implantación, ha permitido reajustar el conjunto de propuestas e iniciativas.

Esta mirada renovada se ha concretado en la formulación de los Nuevos acentos 2006, así como en el conjunto de proyectos estructurantes que se tienen que desarrollar en un marco temporal, con una estructura organizativa y con una metodología determinada.


1. El marco temporal: Dos horizontes, 2010 y 2015

El año 2010 es el horizonte que prefiguró el Plan del año 1999 y, por lo tanto, será un contexto idóneo para valorar en su globalidad un proceso de larga duración. En este sentido, el año 2010 puede ser más que una nueva actualización del Plan. Sin embargo, la necesidad de mantener el largo plazo —especialmente cuando buena parte de los proyectos estructurantes tienen tiempos largos de desarrollo, ya que incluyen actuaciones de gran dimensión de recursos de todo tipo—, aconseja prever un hito posterior, el de 2015, para volver a actualizar el Plan.


2. La estructura organizativa para implantar el Plan:

El Consejo de Cultura de Barcelona

El Consejo de Cultura de Barcelona se constituirá como marco de participación y tendrá como primera actividad el impulso del Plan Estratégico de Cultura. El Consejo, creado en el marco de la normativa de participación ciudadana del Ayuntamiento de Barcelona, tiene un carácter consultivo. Sin embargo, el Consejo se adaptará, en cuanto a su naturaleza y a sus competencias, a las disposiciones que la ley del futuro Consejo de las Artes y la Cultura de Cataluña prevea para los consejos de cultura locales.

El Consejo de Cultura de Barcelona es un órgano de participación, de relación, de debate, de coordinación, de evaluación y de seguimiento. Asume el liderazgo en el proceso de implantación de los programas estructurantes del Plan Estratégico de Cultura.

Para el funcionamiento y el cumplimiento de su misión y sus objetivos, el Consejo podrá crear grupos de trabajo específicos que se encarguen de temas, necesidades y problemas concretos. Para asegurar el buen funcionamiento del Consejo y de sus grupos de trabajo, se propone la creación de una oficina técnica.

El Consejo de Cultura de Barcelona pretende aglutinar la representación de los intereses y las posiciones de los diferentes sectores y agentes del mundo cultural de la ciudad. En esta línea, sus miembros pueden ser de tres tipos:

Miembros colectivos (asociaciones, gremios, colegios profesionales, etc.) representados por quien designe cada uno de ellos.

Miembros institucionales (principales instituciones culturales públicas y privadas de la ciudad, Diputación de Barcelona, Generalitat de Cataluña, etc.).

Miembros individuales (personalidades reconocidas del mundo cultural o del mundo social y económico, vinculadas al desarrollo de la cultura en Barcelona).



Son funciones del Consejo de Cultura:


Asistir y asesorar al Ayuntamiento de Barcelona en materia cultural, en especial mediante la emisión de dictámenes sobre las actuaciones municipales en el ámbito de la cultura, así como sobre programas o iniciativas que sean considerados de interés especial.

Fomentar procesos participativos entre las entidades para que éstas puedan manifestarse sobre temas de especial interés.

Promover la coordinación entre los sectores de las artes y la cultura con los sectores más cercanos a las políticas culturales, en especial el sector educativo.

Apoyar a los consejos de cultura de distrito en los temas de su competencia.

Generar debate y conocimiento sobre la cultura y la ciudad.

Actualizar el Plan Estratégico de Cultura de la ciudad de manera cotidiana, y mantener el contraste de la formulación, ejecución y evaluación de las políticas culturales.

En el supuesto de que entre en vigor la ley del Parlamento de Cataluña que tiene que definir y articular el Consejo de las Artes y la Cultura de Cataluña, el Consejo de Cultura de Barcelona adaptará sus normas reguladoras al contenido de dicha ley.


Documento PDF para descargar: Estatutos del Consejo de Cultura de Barcelona



3. Metodología de trabajo

El número y la magnitud de los programas estructurantes del Plan aconsejan la elaboración de un Plan de acción anual, que priorice las acciones, que tendrá que ser aprobado por el Consejo de Cultura.

También se propone la creación de la oficina técnica, que tendrá como principal responsabilidad coordinar los trabajos de implantación del Plan. En aquellos casos en que se considere oportuno, cuando un proyecto no se encuentre suficientemente desarrollado, la oficina técnica elaborará el anteproyecto y, de manera conjunta con los agentes e instituciones implicados, procurará su financiación.

Se formarán grupos de impulso —tantos como sea necesario— para la realización de los anteproyectos. En los grupos de impulso tendrán que estar representados los agentes e instituciones implicados, especialmente los que participen en la financiación. En los casos en que el proyecto ya esté previsto o ya haya empezado, el equipo de trabajo interno tendrá como objetivo facilitar su desarrollo según los criterios del Plan Estratégico de Cultura. En ambos casos, el equipo será responsable de la evolución y la evaluación, tanto de la ejecución de los proyectos como de sus resultados.