Ajuntament de Barcelona
Institut de Cultura de Barcelona
Plan Estratégico de Cultura 2006
Nous Accents de Cultura 2006

La mundialización se articula alrededor de las ciudades. La población se sigue concentrando en los núcleos urbanos, tanto en las grandes metrópolis del mundo en desarrollo (fruto del éxodo rural de sus países respectivos) como en los países ricos. Las ciudades crecen en extensión, y el gobierno territorial se vuelve complejo, dado que los límites municipales no se corresponden con los límites funcionales de las metrópolis.

Paralelamente, más que en ningún otro momento, la población pide unos gobiernos cercanos, responsables con la democracia y eficientes en sus servicios. Varios informes nacionales e internacionales, publicados en estos últimos años por la ONU o por la Unión Europea, por ejemplo, han reconocido que las ciudades tienen un papel de primer orden como elementos de democratización y de eficiencia.

Dichos informes también señalan, y de una forma muy reiterada, las carencias de financiación de los gobiernos locales. Finalmente, piden mayor cooperación, entre los propios gobiernos locales y entre éstos (sobre todo los que conviven en una realidad metropolitana) y las administraciones nacionales y estatales.

Las ciudades son las depositarias de los grandes problemas de la mundialización. Sin las ciudades, estos problemas no pueden encontrar vías de articulación. Pero las ciudades no tienen, hoy por hoy, suficientes herramientas para hacer frente a esta situación.