Museu Picasso de Barcelona

Ayuntamiento de Barcelona

Menú del sitio

Ir al contenido

 

El Museu Picasso de Barcelona ocupa actualmente cinco grandes mansiones o palacios de los s.XIII-XIV, que han sufrido remodelaciones a lo largo del tiempo, las más importantes en el s.XVIII.

Desde la inauguración del museo en 1963 a la actualidad el museo ha pasado de uno a cinco palacios. La ampliación del Museu Picasso, impulsada y financiada por el Ayuntamiento de Barcelona, ha sido realizada en fases sucesivas por el arquitecto Jordi Garcés.

El proyecto ha seguido un plan arquitectónico global que empezó a diseñar en 1978 el mismo arquitecto. La superficie actual es de 11.500 m2, con 22 salas de exposición permanente.

Cronología de la ampliación

  • 1970

    Se amplía el museo con la anexión del palacio del Baró de Castellet (Montcada, 17).

  • 1981

    Anexión palacio Meca (Montcada, 19).

  • 1999

    Nueva ampliación del museo: se habilitan la casa Mauri y el palacio Finestres (Montcada 21 y 23) como espacios para las exposiciones temporales.

  • 2003

    Remodelación y adaptación de los espacios interiores de la exposición permanente.

Las dos últimas intervenciones de remodelación arquitectónica y museográfica, completadas en 1999 y en 2003, han supuesto a grandes rasgos:

  • Creación de nuevos espacios expositivos amplios y sobrios, con presencia de luz natural.

  • La articulación de un corredor transversal continuo de los cinco palacios.

  • 2009

    10 de julio - Inicio de las obras del nuevo edificio.

  • 2011

    Presentación del nuevo edificio, sede del Centro de Conocimiento e Investigación del Museu Picasso (pl. Sabartés, 1).

Reportaje gráfico de la remodelación

  • Anexión en 1999 de dos nuevos palacios –casa Mauri y palacio Finestres- a los tres que ya configuraban el museo -palacio Aguilar, palacio del Baró de Castellet y palacio Meca.
  • Articulación de un gran corredor en la planta baja de los cinco palacios, paralelo a la calle de Montcada y de un eje transversal que lo cruza perpendicularmente desde la calle hasta el jardín posterior. Configura un espacio de acceso público abierto a la ciudad.
  • Creación de un corredor en la planta superior que, como en la planta baja, sirve de eje longitudinal de conexión de los edificios y se convierte en un distribuidor que permite el acceso a las diversas salas de exposición.
  • Creación de la Gran Sala, a partir de la recuperación de una antigua terraza en desuso. Este nuevo espacio, bañado por la luz natural de una claraboya alberga la serie completa de Las Meninas
  • Diálogo:
    gótico/contemporáneo
    interior/exterior
  • Adecuación de los espacios Mauri y Finestres para las exposiciones temporales
  • Nuevo espacio y nueva instalación de la biblioteca del museo: mejor disposición de los 6.000 documentos de consulta, más y mejor espacio de trabajo para los usuarios.
  • Creación, en la planta baja, de una nueva sala de actos y de un nuevo espacio para la cafetería-restaurante.
  • creación de dos nuevos espacios para la recepción de visitantes (uno para grupos y el otro para visitantes individuales) y nuevo espacio para la tienda-librería.
  • Unificación visual de las fachadas anterior y posterior de los cinco edificios.
  • Nuevo edificio plaza Sabartés que se dedica a nuevos servicios (educativo, actividades), biblioteca y archivo del museo.