PICASSO POETA

8.11.2019 - 01.3.2020
«Si fuera chino no sería pintor sino escritor, escribiría mis pinturas.»
«Al fin y al cabo, todas las artes son una sola. Se puede escribir una pintura con palabras, como se pueden pintar sensaciones en un poema.»
Picasso se revela como un escritor de pleno derecho a partir de 1935; André Breton ya lo había consagrado mediante su texto «Picasso poète», que se publicó en Cahiers d’art aquel mismo año. Aun así, su inclinación por las palabras, la escritura, la poesía y el lenguaje se remontan a su primera juventud, cuando redactaba pequeños periódicos en forma de cartas que enviaba a sus padres.

Esta exposición aspira a reflejar la importancia de la escritura poética en la trayectoria creadora de Picasso, que conviene abordar desde un punto de vista global. Y es que la presentación de sus manuscritos, de una gran belleza gráfica, constata el estrecho vínculo que hay entre escritura y pintura y pone de relieve la complejidad del trabajo del texto (collage, repeticiones, variaciones, añadidos sucesivos…). Su carácter autobiográfico recuerda a un «diario íntimo y sensorial» que desnuda poéticamente la personalidad del artista.

Por ello se muestran las fuentes y la génesis del escritor Picasso, las correspondencias entre los textos y los cuadros, la permanencia de determinados temas y la extraordinaria inventiva del poeta, que tritura el lenguaje como si se tratara de una «masa verbal», con la misma libertad que aplica en el resto de medios. No vacila al confesarse con su amigo Roberto Otero: «En el fondo soy un poeta descarriado.»

Exposición

  • Nieva al sol ( (10-01-1934)

    Nieva al sol. Esta frase, que recoge la poesía de un fenómeno meteorológico raro, ejemplifica el gesto pletórico de Picasso, que escribe al mismo tiempo que dibuja. En esta exposición se presentan cinco de las once variaciones realizadas sobre once hojas de papel Arches, que engendran con su movimiento un ritmo propio de la caligrafía. Picasso experimenta la espacialidad de la escritura y juega sutilmente con la carga poética sonora de las palabras. Las líneas que dibuja forman amorosamente las palabras y las imágenes. La O del sol termina absorbiendo la nieve en su redondez y transformándose en figura.

    1935

    Leer (+)

    Picasso siempre fue sensible a la escritura y a la belleza de las palabras. Sin embargo, no es hasta 1935 que esta forma de expresión se le impone, literalmente, como una necesidad. Y aunque aquel momento coincide con una crisis en su vida privada y con la reorientación de su trabajo plástico, su escritura no es circunstancial, pues da fe de su relación, honda y constante, con sus preocupaciones de artista. Ansioso por experimentar con su nuevo material, Picasso empieza por escribir en su lengua materna un dilatado texto sin puntuación que ocupa más de treinta páginas de papel Arches. El Picasso poeta, que se complace de ser un hombre de letras, esboza sus primeros apuntes en soportes diversos, entre ellos el conmovedor cuadernillo azul, una especie de radiografía en la que se analiza abiertamente. Habla de la escritura en proceso, de la traducción y de sus temas predilectos: el amor, la tauromaquia, el tiempo, la comida… De su laboratorio de escritura surgen poemas de lo más variado: poemas río o en bucle, variaciones, poemas rizomáticos o poemas más clásicos, con rimas y estrofas.

    Pablo Picasso
    «Il neige au soleil», Neva al sol
    París, 10 de gener de 1934. Ploma i tinta xinesa sobre paper de dibuix verjurat. 26,8 × 32,8 cm. Musée national Picasso-Paris. Dació Pablo Picasso, 1979. MP1123 © RMN-Grand Palais (Musée national Picasso-Paris) / Thierry Le Mage. Musée national Picasso-Paris. © Successió Pablo Picasso, VEGAP, Madrid 2019

    Pablo Picasso
    «sur le dos de l’inmence tranche», Al dors del gran tall de meló ardent
    París, 14 de desembre de 1935. 2.º estado. Ploma, tinta xinesa i llapis de colors sobre paper de dibuix verjurat. 25,5 × 17,2 cm. Musée national Picasso-Paris. Dació Pablo Picasso, 1979. MP1146 (v). © RMN-Grand Palais (Musée national Picasso-Paris) / Mathieu Rabeau © Successió Pablo Picasso, VEGAP, Madrid 2019

  • 1936: imágenes y palabras

    Entre abril y mayo de 1936, durante su estancia en Juan-les-Pins con Marie-Thérèse y Maya, Picasso realiza casi a diario unos dibujos con textos en hojas de papel Arches dobladas en dos. Estos dibujos dan origen a cuadros como Retrato de muchacha, del 3 de abril, o Mujer frente al tocador, del 9 de abril de 1936; a veces, sin embargo, son los cuadros el origen de los textos.
    Así pues, imagen y palabra están estrechamente ligadas. Picasso realiza varios estudios de Marie-Thérèse y opone en la misma hoja un perfil muy realista y la reducción esquemática de una cabeza de alambre. Asimismo, dibuja numerosos Minotauros, que no dejan de ser autorretratos.

    1937-1939, la Guerra Civil

    Leer (+)

    En los textos del año 1937 planean los desastres provocados por la guerra en España. Entre el 15 y el 18 de junio Picasso realiza las dos planchas de Sueño y mentira de Franco, que denuncia las brutalidades del franquismo.
    En la vida del artista acaba de entrar una nueva mujer, Dora Maar, presente tanto en los textos como en los dibujos encarnando a la Mujer llorando (1937). Un cuadro violento y sarcástico denuncia el vínculo entre la Iglesia y el ejército de Franco: Retrato de la marquesa de culo cristiano echándole un duro a los soldados moros defensores de la Virgen (septiembre de 1937). En un cuaderno de febrero y marzo de 1937, Picasso dibuja un jeroglífico en una postal dirigida a Dora Maar, cuya solución es: «Comprar esta carta postal trae mala suerte.»
    Picasso recupera a menudo en sus grabados los poemas de 1938, como el del 8 de febrero (II), que acompaña el grabado del 18 de octubre del mismo año Busto de mujer en una silla. O como el poema del 22 de junio, grabado en mayúsculas en el libro ilustrado Homenaje a Lacourière, editado por Iliazd.

    Pablo Picasso
    Retrat de noia
    Juan-les-Pins, 3 de abril de 1936. Oli sobre tela. 55,5 × 46 cm. Musée national Picasso-Paris. Dación Pablo Picasso, 1979. MP150. RMN-Grand Palais (Musée national Picasso-Paris) / Adrien Didierjean © Successió Pablo Picasso, VEGAP, Madrid 2019

    Pablo Picasso
    Banyista a la caseta i paisatge de Juan-les-Pins
    19-21 de abril de 1936, p. 1v. Tinta xinesa i aiguada sobre paper, full doblegat per la meitat. 26 × 17,3 cm. Musée national Picasso-Paris. Dación Pablo Picasso, 1979. MP1157 (v.) © Successió Pablo Picasso, VEGAP, Madrid 2019

  • Teatro

    Gracias a las obras de teatro y las indicaciones escenográficas, Picasso se hace con un espacio total en el que puede jugar con todos los sentidos. En Le désir attrapé par la queue (El deseo atrapado por la cola, 1941), escrito en francés y en cuestión de días durante la ocupación alemana, los personajes exorcizan su miedo y cantan sobre el amor, el hambre y el frío, y tienen nombres como Pie Grande, Tarta, Prima y Cortinas.

    Leer (+)

    Para la obra Les quatre petites filles (Las cuatro niñas, 1947-1948), escrita también en francés, Picasso emplea lápices de color rojo con toques de azul. La acción se sitúa en un huerto en el que las niñas (mayores) juegan a unos rituales dulces a la vez que crueles. Cantan y disfrutan de la relativa alegría que se ha recuperado tras la guerra en el Mediodía francés, rebosante de sabores y aromas intensos. De su última obra, El entierro del Conde de Orgaz (1957-1958), emanan acentos más trágicos. Se trata de una pieza atípica que vulnera la división por géneros; empieza con un diálogo entre unos personajes llamados 0 y 1 y termina con un largo monólogo, como una letanía melancólica. Picasso regresa a su lengua materna en un homenaje final a la herencia de su país, que ya es inaccesible para él.

    Poemas grabados o litografiados

    Leer (+)

    Picasso crea diversos conjuntos de poemas grabados o litografiados; Poèmes et lithographies, publicado en 1954 por la Galerie Louise Leiris, es el más importante. Se trata de textos escritos entre febrero y septiembre de 1941 y manuscritos e ilustrados entre el 6 de abril y el 29 de mayo de 1949.
    Impresas en el taller de Fernand Mourlot, las catorce litografías que componen el conjunto están divididas en cuatro partes, en las que se alternan textos e imágenes. Estos textos ya habían sido publicados en febrero de 1945 bajo el título «Fragments» en L’Éternelle revue.
    Anteriormente, Picasso también había publicado poemas escritos a mano, como «Trozo de almíbar» (1939), que el artista escogió para acompañar El entierro del conde de Orgaz (1969), «XXXIV. El clarín se retuerce…» (1939, fragmento del poema escrito el 18 de abril de 1935), y «Poésie de mots iconnus» (1949).

    Pablo Picasso
    El entierro del conde de Orgaz (facsímil del manuscrit original del llibre)
    Barcelona, 25 d’octubre del 1969 Fons Gustau Gili i Anna Maria Torra. Museu Picasso, Barcelona. Adquisició, 2017 MPB 114.083.15 © Successió Pablo Picasso, VEGAP, Madrid 2019

  • Pierre Reverdy, Pablo Picasso: Le Chant des morts, 1948

    Pierre Reverdy y Pablo Picasso se conocieron en París, hacia 1910. En 1917 Reverdy publicó “Sur le cubisme” en el primer número de su revista Nord-Sud. La amistad entre ambos artistas los llevará a lo largo de los años a compartir diversos proyectos.
    En 1944, con la liberación de París, Reverdy empezó a escribir los primeros poemas de Le Chant des morts.

    Leer (+)

    El editor Tériade fue el artífice del proyecto. Reverdy quiso autografiar sus poemas y Picasso los iluminó, a la manera de los manuscritos medievales, con lápiz litográfico rojo. Pero Picasso no realiza solo un trabajo ornamental, sino que interviene en cada una de las páginas señalando versos, llenando vacíos, invadiendo espacios con signos que tanto evocan notaciones musicales como un alfabeto propi caligrafiado.
    Los cuarenta y tres poemas que conforman el libro de Reverdy, acompañados de ciento veinticinco litografías de Picasso, se pueden leer como un solo poema. La cadencia de una sola voz se convierte en lamento, en un canto fúnebre de la condición humana.
    Le Chant des morts se terminó de imprimir en París el 30 de septiembre de 1948.

    Pierre Reverdy; Pablo Picasso
    Le Chant des morts
    París, Tériade, 1948, portada, pp. 1, 24, 92-93. Llibre il·lustrat amb 125 litografies de Pablo Picasso, estampades al taller de Mourlot Frères (París). 42,5 × 32,7 cm. Fundación Picasso. Museo Casa Natal – Ayuntamiento de Málaga. RMN-Grand Palais (Musée national Picasso-Paris) / Hervé Lewandowski © Successió Pablo Picasso, VEGAP, Madrid 2019

    Pierre Reverdy; Pablo Picasso
    Le Chant des morts
    París, Tériade, 1948. Llibre il·lustrat amb 125 litografies de Pablo Picasso, estampades al taller de Mourlot Frères (París). 42,5 × 32,7 cm. Fundación Picasso. Museo Casa Natal – Ayuntamiento de Málaga. RMN-Grand Palais (Musée national Picasso-Paris) / Hervé Lewandowski © Successió Pablo Picasso, VEGAP, Madrid 2019

  • Luis de Góngora y Argote, Pablo Picasso: Vingt poèmes, 1948

    En 1948 se publica en París, dentro de la colección Les Grands Peintres modernes et le Livre, Vingt poèmes de Góngora, que incluye cuarenta y un aguafuertes y aguatintas al azúcar de Picasso estampados por Roger Lacourière, en los que combina dibujos con sonetos manuscritos por él mismo y adornados con remarcas. Inicia la serie con una copia de la firma de Góngora y un retrato del poeta realizado a partir de una pintura del joven Velázquez de 1622.

    Leer (+)

    Picasso se había familiarizado con la poesía de Góngora a través de los libros escolares durante sus años en La Coruña (1891-1895). Más tarde, en 1927, se conmemoraron los trescientos años de la muerte de Góngora, una efeméride celebrada por los poetas conocidos posteriormente como Generación del 27, y al año siguiente Christian Zervos editó XX Sonnets de Góngora, traducidos al francés por Zdislas Milner e ilustrados por Ismael G. de la Serna. En aquel momento, Picasso se había planteado ilustrarlos para una edición de bibliofilia de Ediciones La Cometa, de la editorial Gustavo Gili, que finalmente no vio la luz.
    La estética del verso gongorino, expresada mediante figuras retóricas como la aliteración y el hipérbaton, también deja huella en la escritura de Picasso: “0 no digo nada ya sabéis lo que digo no digo más ya sabéis lo que he dicho. 1 se sabe lo que se sabe se sabe lo sabido” (El entierro del Conde de Orgaz, 6-1-1957).

    Pablo Picasso
    Variación sobre el retrato de Góngora deVelázquez
    Francia, 27 de febrero de 1947. [VI], 2.º estado. 38 × 28 cm. MPB 70.759.3. Pablo Picasso; Luis de Góngora, Vingt poèmes. París, 30 de septiembre de 1948. Museu Picasso, Barcelona. Donación Jaime Sabartés. MPB 70.759c. Museu Picasso, Barcelona © Successió Pablo Picasso, VEGAP, Madrid 2019

  • Génesis y juventud

    La génesis del Picasso poeta se halla en su infancia y juventud. Mientras realiza sus primeros ejercicios artísticos con el lápiz y la pluma, surgen los primeros conatos de escritura, que despliegan un abanico de modalidades y recursos literarios variado y sugerente. Sus libros escolares le proporcionan las primeras lecturas, la mayoría de literatura española, tanto de narrativa como poesía: Cervantes, Alarcón, Góngora, Quevedo, Teresa de Ávila, Zorrilla… Y progresivamente descubre a otros autores. Es de este modo como asoma un incipiente escritor antes de que florezca el Picasso poeta en 1935.

    Leer (+)

    Con solo doce años, en La Coruña, elabora unos pequeños periódicos para enviar a su familia. Creó tres cabeceras —Azul y blanco, La Coruña y Torre de Hércules— que tenían una clara voluntad periodística: «A la hora de entrar en máquina este periódico no se recibió ningún telegrama», afirma en uno de ellos. Siguiendo el interés por el periodismo y la escritura, en 1901, en Madrid, funda con Francesc d’Assís Soler la revista Arte Joven, un semanario sobre literatura y arte modernista a la usanza de la revista barcelonesa Pèl & Ploma.

    Pablo Picasso
    La xerrameca
    Dibuix sobre paper. Barcelona, 1899-1900. Tinta negra a ploma sobre paper. 23,1 x 21,9 cm. Donació Picasso, Pablo, 1970. Museu Picasso, Barcelona. MPB110337R © Successió Pablo Picasso, VEGAP, Madrid 2019





Actividades

This line is the present, a cargo de Emily Mast

Colaboración con la Fundación Joan Brossa.

Viernes 8 de noviembre de 2019, a las 20.00 h

Más info



«Liberté!»

Lectura continua del poema «Liberté!» de Paul Eluard.

Sábado 16 de noviembre de 2019, de las 12.00 a las 24.00 h

Más info



Taller familiar: «¡Nos sobran las palabras!»

Taller familiar

Sábados 30 de noviembre y 21, 28 de diciembre de 2019. Sábados 4, 25 de enero y 15, 29 de febrero de 2020

Más info



Simposio: «Au rendez-vous des poètes en Cataluña»

Jueves 28 de noviembre de 2019

Más info



Lectura de poemas: Amor y libertad

Con Biel Mesquida, Enric Cassasses, Vicenç Altaió, Dolors Miquel, David Caño y Blanca Llum Vidal.

Jueves 23 de enero de 2020

Más info



La restauración del "Guernica"

Conferencia a cargo de Pilar Sedano, conservadora jefa emérita del departamento de Conservación y Restauración del Museo Nacional Reina Sofía.

Jueves, 6 de febrero de 2020

Más info



Catálogo

  • Abecedario Picasso poeta

    «di cien veces a y después b y después a b a a y después a b a b y después y después a b c d».
    Picasso Pablo (22.01.1936)

    La forma del abecedario se adecua perfectamente a la poesía de Picasso, quien desde siempre sintió afición por las letras y las palabras, así como por los inventarios, las listas y las enumeraciones.

    Para él la escritura es el complemento indisociable de la pintura, porque dice lo que la imagen no puede decir.

    De ahí el deseo de establecer una especie de diccionario abreviado de palabras y nombres cuyas diversas definiciones y usos esclarezcan el sentido oculto de los textos y tejan un entramado de hilos conductores.

    Este abecedario no solo reúne los temas recurrentes en los escritos, sino también a los diversos protagonistas de la poesía de Picasso: poetas, escritores, editores, amigos, mujeres y niños. Permite acceder al corazón del universo picassiano pasando al mismo tiempo por la poesía común de las escenas de la vida cotidiana, por el b.a.ba de las cosas, el amor y el erotismo, la violencia y la guerra o los ritos de sacrificio y proporcionar con ello algunas claves de la personalidad, la estructura psíquica y la visión cósmica del artista.

    A la multiplicidad y diversidad de las entradas se corresponde la de sus autores, con lo que se aporta una gran pluralidad de enfoques a la lectura e interpretación de la compleja poesía de Picasso.

  • Autores: Androula Michael, Alicia Navarro, Carlos Ferrer Barrera, Cécile Godefroy, Christine Piot, Claustre Rafart i Planas, Emmanuel Guigon, Francesc Cortès, Fabienne Douls, Gilbert Lascault, Georges Sebbag, Jean-Jacques Lebel, Jèssica Jaques Pi, Johan Popelard, Jean-Paul Morel, Jeanne-Yvette Sudour, Laurence Bertrand-Dorléac, Lilie Fauriac, Margarida Cortadella, Mari Cruz Barón, Marc Guastavino, Marie-Laure Bernadac, Nanette Rißler-Pipka, Peter Read, Rafael Inglada, Serge Linarès, Victoria Combalía
    Año: 2019
    Páginas: 336
    Lenguas: català, castellà, francès i anglès
    Formato: 16 x 24 cm
    Editor: Fundació Museu Picasso de Barcelona
    Precio: 39€

  • ISBN
    castellano 978-84-120462-1-2
    català 978-84-120462-2-9
    français 978-84-120462-3-6
    english 978-84-120462-4-3





Información práctica

Horarios

  • Lunes cerrado (incluyendo los lunes festivos)
  • De martes a domingo: de 9 a 19 h (festivos incluidos, excepto lunes festivos)
  • Jueves de 9 a 21.30 h (puertas abiertas de 18 h a 21.30 h)

Más información

Cómo llegar

Precios

  • Entrada colección: 12 €
  • Entrada combinada, colección + exposición temporal: 12 €
  • Entrada a la exposición temporal: 6,50 €

Más información

Compra de entradas