La composición, la estructura corporal o la interrelación de los personajes de diversos dibujos de 1902 y 1903 nos remiten a la pintura escondida bajo Azoteas de Barcelona y a La Vida. Uno de ellos, realizado en marzo de 1903, es el eslabón que conecta a esa pareja oculta con la pareja definitiva de La Vida, ya que la posición de la mujer es una variante del desnudo femenino de La Vida, y el hombre con barba coincide con el personaje desvelado por la radiografía de Azoteas de Barcelona.