La postura del individuo alado —masculino o femenino— de los dibujos Croquis alegóricos coincide con la de otras obras de este momento, y también con la de la mujer de la pareja que subyace en Azoteas de Barcelona, tal como podemos apreciar en la radiografía y la reflectografía.

Se establece una primera conexión entre estos dibujos y La Vida a partir del extraño personaje —mitad hombre, mitad pájaro— y de la mujer semiyacente que están debajo de la figura acuclillada, en la parte inferior del óleo de Cleveland, visible en la radiografía que también está presente en la exposición.