La Donación
de David Douglas Duncan

David Douglas Duncan, nacido en Kansas, Missouri, en 1916, inició su andadura profesional como fotógrafo de guerra en el Pacífico occidental durante la Segunda Guerra Mundial. En 1946, fue contratado por la revista Life y empezó una carrera que lo llevaría a cubrir numerosos conflictos bélicos alrededor del mundo. Son especialmente famosas sus fotografías de la guerra de Corea y de la guerra de Vietnam.

El 8 de febrero de 1956, Duncan conoció a Pablo Picasso. Aquel día, el fotógrafo, que vivía en el sur de Francia, volvía de Oriente y se dirigía al continente africano. Robert Capa le había prometido que le presentaría al artista, pero dos años antes había muerto en la guerra de Indochina sin haber podido cumplir su compromiso. Duncan llamó a La Californie, la casa de Picasso en Cannes, diciendo que era amigo de Capa y que sólo quería saludarlo. Jacqueline respondió al teléfono y le invitó a visitarlos. De esta forma, empezó una cordial amistad con Picasso y Jacqueline que se prolongó durante diecisiete años, hasta la muerte del artista en 1973.

Duncan plasmó esta relación en sus fotografías, sobre todo entre 1956 y 1962. Son registros que, a través de la mirada del amigo, nos acercan a la vida y a los procesos artísticos de Picasso. Este año, con motivo del cincuenta aniversario del Museu Picasso, Duncan ha querido rendirle homenaje y ha donado al Museu 161 de estas fotografías (copias modernas digitales en papel Inkjet Gold Fibre Silk 50x60 cm). Hoy se expone una selección tomadas en La Californie.