Museu Picasso 29 de mayo / 18.30 h.

Salvador Cayuela

Investigador Doctor de la Cátedra Jean Monnet de la Universidad de Murcia, en la que participa junto a su titular, el Prof. Dr. Klaus Schriewer.

Construyendo al productor ideal. Mecanismos de subjetivación y resistencias en la España franquista

Los principales objetivos de cualquier sistema político son, por un lado, hacer aumentar las fuerzas del Estado y, por otro lado, disminuir la capacidad contestataria de los individuos. El régimen franquista en este sentido no es una excepción, y por ello debió organizar desde sus inicios todo un conjunto de mecanismos de disciplinarización, normalización y regulación de los individuos y las poblaciones que permitiesen la reproducción y legitimación del sistema, de un aparte, pero que de otra parte iban a ser incapaces de minimizar las resistencias que permitirían, a la postre, el final de la dictadura.

Museu Picasso
Centre de Coneixement i Recerca del Museu
Plaça Sabartés, 1. 08003 Barcelona

RAI Art 29 de mayo / 19.00 h.

Alejandra Riera, Artista

< … - histoire(s) du présent - … > Consideraciones inactuales sobre la política de las imágenes en la guerra en curso. Presentación libre.

La cuestión de ser sensible a las cosas esenciales que se encuentran ante nuestros ojos no es del todo actual. La publicación o la difusión de ideas distintas a una escala más amplia no están exentas de riesgos. Sabemos que nuestra economía no es la adecuada. Tampoco lo era cuando, en 1929, Kracauer publicó Los empleados en forma de doce artículos en la sección literaria y cultural del Frankfurter Zeitung (antes de editarlos como libro). En aquella época, Kracauer describe la condición del empleado como algo que no se había “analizado” lo suficiente por su excesiva proximidad. “¿Y qué sucede con los propios empleados?”, reflexiona, “todavía son menos conscientes que los demás de la situación en que se encuentran. No obstante, todos pueden observar la manera en que viven. Esta exposición a la mirada de los demás es precisamente lo que impide que se descubra, como sucede en ‘La carta robada’ de Edgar Poe. Nadie encuentra la carta porque está a la vista de todos. Sin duda alguna, fuerzas considerables están en juego para que no nos demos cuenta de nada.
[Kracauer, Les Employés, 2000, p. 27.]

RAI Art
c/ Carders 12, principal. 08003 Barcelona
Tel. 692 104 312
rai-art@pangea.org
rai.pangea.org

Museu Picasso 29 de mayo / 20.00 h.

Beatriz Preciado

Filósofo y activista queer, Investigador Asociado a la Université Paris VIII

El burdel de Estado: Sexo, Biopolítica y Deuda en la construcción utópica de Europa a partir de Restif de la Bretonne Beatriz

Pocos años antes de la Revolución Francesa, en 1769, el escritor Restif de la Bretonne diseña un plan para la construcción de una red de prostíbulos estatales en Europa destinados a “limpiar las calles de las ciudades del peligro que suscitan las mujeres solitarias, extraviadas y vagabundas”. Concebido por Restif como un dispositivo biopolítico de higiene urbana para prevenir y curar la sífilis en Europa, el prostíbulo estatal funciona con la economía de la deuda: las trabajadoras, acusadas de propagar la sífilis o de pervertir la moral, entran en el burdel con una deuda que deberán pagar y que poco a poco se revelará como impagable. El prostíbulo estatal de Restif como utopía europea aparece hoy como un modelo crítico para pensar la construcción actual de Europa en torno a la deuda, las nuevas formas de acumulación capitalista, las políticas del encarcelamiento preventivo y la explotación de la fuerza de trabajo sexual.

Museu Picasso
Centre de Coneixement i Recerca del Museu
Plaça Sabartés, 1. 08003 Barcelona

Centre Cívic Pati Llimona 29 de mayo / 19.00 h.

Nancy Garín y Colectivo al hanan-Les lícites, Historiadora del arte// Colectivo al-hanan Las Licitas

La eficacia del discurso sexista se manifiesta, especialmente, en la vigencia del muro histórico que se ha levantado entre las "mujeres malas" y las "mujeres decentes" y que ha provocado el aislamiento social de las prostitutas y la insolidaridad entre mujeres. Hasta hace sólo unos años, los movimientos feministas han marginado a las mujeres prostitutas al no sumar sus voces como sujetos protagonistas en las luchas por los derechos. La ideología feminista ha colaborado ingenuamente en la discriminación de las trabajadoras sexuales, al secundar la visión victimista y alienada de la mujer prostituta, persona incapacitada para actuar de manera autónoma y generar sus propias estrategias. La actividad sexual remunerada de la prostituta ha sido vista por el feminismo clásico como la máxima expresión de la subordinación de las mujeres. Por su parte, el estigma de puta es una herramienta muy eficaz para controlar al resto de las mujeres y perpetuar la insolidaridad femenina. No hay peor insulto para una mujer que ser acusada de puta. Por esa razón, las mujeres que buscamos ser aceptadas socialmente nos esforzamos mucho en alejarnos de la adjudicación de ese rótulo mancillante aunque, muchas veces, fracasemos en el empeño. Cualquier mujer puede, en cualquier momento, ser considerada "demasiado autónoma" y peligrosa disidente de la organización social sexista que nos niega nuestro derecho a la autodefinición y, por tanto, a la autonomía. El estigma de puta es el encargado de mantenernos a raya a las mujeres, de castigarnos si nos atrevemos a traspasar las conductas asignadas socialmente a cada uno de los sexos. Así, resulta acertada la reflexión de Gayl Pheterson que sostiene que, mientras exista una sola mujer discriminada por razón de su vida sexual, todas las mujeres nos hallamos en una posición vulnerable en materia de discriminación. Contra todo pronóstico, el mundo de la prostitución también es nuestro mundo.

(Fragmento de un texto de Isabel Holgado Fernández Antropóloga. Miembro de Colectivo al-hanan Las Licitas)

Centre Cívic Pati Llimona, amb la col·laboració de Col·lectiu al hanan-Les lícites
c/ Regomir, 3. 08002 Barcelona
Tel. 93 256 61 00
ccpatillimona@patillimona.net
www.bcn.cat/centrecivicpatillimona