Museu Picasso de Barcelona

Ayuntamiento de Barcelona

Menú del sitio

Ir al contenido

 
  • Los 156 grabados

    • Abierta al público: del 26 de mayo al 4 de septiembre
    • Comisariado: Claustre Rafart
    • Entre 1963 y 1972, Picasso retornó al grabado calcográfico o grabado en metal. En este período trabajó con los hermanos impresores Piero y Aldo Crommelynck. El resultado de dicha colaboración fueron, entre otros, las dos grandes series que particularizan el último Picasso grabador, con más de quinientos veinte grabados: los 347 grabados, que llevó a cabo entre el 16 de marzo y el 5 de octubre de 1968, y los 156 grabados, que realizó entre el 24 de octubre de 1968 y el 25 de marzo de 1972.
    • En la muestra presentamos las estampas que configuran la serie de los 156 grabados, editada por la Galerie Louise Leiris.
    • Las estampas que integran dicha serie continúan el espíritu desenfrenado de abordar el erotismo pujante de la serie anterior y están protagonizadas por un gran número de personajes. En las estampas se representa un mundo aparentemente ocioso, divertido y alegre, en el que subyacen la melancolía del deseo frustrado y la virilidad perdida. El deseo incontrolado de la mente que no permite al viejo pintor desarrollar sus fantasías eróticas más allá del acto de crear.
    • En el último Picasso las alusiones a los maestros del pasado son fluidas. Los grabados de los últimos años contienen una gran riqueza de citaciones: Rembrandt, Velázquez, Goya, Ingres, Delacroix, Manet... y, en especial, Degas gozan del favor del malagueño en muchas de les estampas de la serie. En los 156 grabados, Picasso rinde un particular homenaje a Degas con la serie de estampas dedicadas al cuento La Maison Tellier de Guy de Maupassant.
  • Picasso, fotografía y cerámica

    • Abierta al público: del 23 de junio al 23 de octubre de 2016
    • Con motivo del 47º Congreso de la Academia Internacional de la Cerámica, que se celebrará en Barcelona en septiembre y que estará dedicado a la cerámica en la arquitectura y el espacio público, el Museu Picasso, en estrecha colaboración con este acontecimiento, presenta una selección de más de 30 fotografías de nuestra colección realizadas por relevantes fotógrafos -Chamudes, Duncan, Otero y Villers- que retrataron a Picasso trabajando la cerámica.
    • Picasso participó en una de las primeras ediciones de este encuentro en Cannes y se trató de un hecho decisivo en su desarrollo como ceramista, porque es donde descubrió la tradición de la cerámica española.
  • Cubismo y guerra. El cristal en la llama

    • Abierta al público: del 20 de octubre de 2016 al 29 de enero de 2017
    • Comisariado: Christopher Green
    • Producción: Museu Picasso
    • La exposición se centra en la supervivencia de la vanguardia artística europea establecida en París durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918), y su respuesta a la angustia, el dolor y el peligro que significó este gran conflicto: el desarrollo de un movimiento artístico que potenció una estética cubista con elementos arquitectónicos, basada en la estabilidad y la integridad.
    • Los artistas centrales de la exposición son tres extranjeros residentes en Francia, que por esa misma condición de extranjeros no pudieron participar de primera mano en la campaña militar: Pablo Picasso, Juan Gris y Diego Rivera. Asimismo, la muestra explorará el importante papel de otros artistas en circunstancias similares, como María Blanchard, Gino Severini y Jacques Lipchitz; y el de artistas franceses que por diversas circunstancias no pudieron unirse a la contienda, como Henri Laurens y Henri Matisse, quien realizó algunas de sus obras más experimentales durante ese período.
    • Aunque el énfasis de la exposición estará en los artistas no combatientes y su evolución creativa, también se explorará la respuesta artística de los dos grandes cubistas que sobrevivieron a la acción en las trincheras: Georges Braque y Fernand Léger.
    • La exposición presentará una selección de cerca de 80 obras realizadas entre 1913 y 1919. Las claras interconexiones de la vanguardia en el París anterior a la guerra emergerán con fuerza, así como la consolidación de los descubrimientos acaecidos durante la guerra en las obras realizadas después de su finalización.
    • El período de contienda de 1914-1918 tuvo como resultado un arte producto del sufrimiento de los soldados en las trincheras pero en Francia un grupo de artistas en la retaguardia respondieron unificando lo que había sido un estallido de energía, vinculado a la vanguardia anterior a la guerra. Una respuesta altamente creativa y positiva a la necesidad de reafirmar el camino hacia la construcción de un contexto de mecanización de la guerra – una necesidad cuya urgencia reparadora fue intensa y profunda.
    • La evolución del cubismo en la Gran Guerra, y aún más, del movimiento en Paris bajo la amenaza inminente del caos, hacia el control, coherencia e integridad como valores predominantes en el arte cubista, resulta relevante todavía hoy, casi un siglo después.
  • Mitologías, obra gráfica en la colección del museo

    • Abierta al público: del 24 de noviembre de 2016 al 20 de marzo de 2017
    • Comisariado: Claustre Rafart
    • A lo largo de su vida, Picasso se sintió cautivado por el mundo de la mitología, como bien atestigua uno de sus primeros dibujos conservados; Hércules (1890), héroe mítico conocido por su fuerza sobrehumana.
    • El Picasso grabador recrea escenas y personajes extraídos del fecundo mundo de la mitología grecorromana. Describe mitos y narra historias que antaño fundamentaron una religión o un sistema de creencias, y que han perdurado hasta la actualidad, de manera especial, en el mundo de las artes plásticas. En este universo irreal con pretensión de veracidad, relatado por unos y por otros en el decurso del tiempo, Picasso, como otros tantos artistas, ofrece sus relatos sobre los dioses o sobre los fenómenos de la naturaleza, más o menos divinizados, así como leyendas sobre héroes y heroínas: mitos que intentan explicar las fuerzas o fenómenos de la naturaleza y las cualidades o realidades morales del hombre individual y de sus experiencias sociales, y que representan idees o símbolos. La obra gráfica de Picasso muestra una sucesión de protagonistas mitológicos como Hércules, Apolo, Calidón, Céfalo, Meleagro, Néstor, Políxena, Poseidón, el Minotauro, Zeus y otros seres fantásticos como centauros, faunos y musas, y se explican hechos triviales de la vida cuotidiana, proezas, placeres, dolor, tragedia… Mitos que protagonizan una retahíla de estampas maravillosas elaboradas con distintas técnicas: aguafuerte, aguatinta, punta seca, litografía, linóleum…
    • En esta fusión de narración e historia que se convierten en mito, Picasso vierte todo su genio creativo; trabaja las planchas de cobre, zinc, linóleum y piedra con una libertad de trazo apabullante, un vigor expresivo descomunal y un sombreado excelso.
  • Para recibir información sobre las exposiciones y las actividades del Museu Picasso, aquí puede darse de alta en el boletín.