Museu Picasso de Barcelona

Ajuntament de Barcelona

Menú del sitio

Ir al contenido

 

Los 156 grabados

26 de mayo - 4 de septiembre

Entre 1963 y 1972, Picasso retornó al grabado calcográfico o grabado en metal. En este período trabajó con los hermanos impresores Piero y Aldo Crommelynck. El resultado de dicha colaboración fueron, entre otros, las dos grandes series que particularizan el último Picasso grabador, con más de quinientos veinte grabados: los 347 grabados, que llevó a cabo entre el 16 de marzo y el 5 de octubre de 1968, y los 156 grabados, que realizó entre el 24 de octubre de 1968 y el 25 de marzo de 1972.

En la muestra presentamos las estampas que configuran la serie de los 156 grabados, editada por la Galerie Louise Leiris.

Las estampas que integran dicha serie continúan el espíritu desenfrenado de abordar el erotismo pujante de la serie anterior y están protagonizadas por un gran número de personajes. En las estampas se representa un mundo aparentemente ocioso, divertido y alegre, en el que subyacen la melancolía del deseo frustrado y la virilidad perdida. El deseo incontrolado de la mente que no permite al viejo pintor desarrollar sus fantasías eróticas más allá del acto de crear.

En el último Picasso las alusiones a los maestros del pasado son fluidas. Los grabados de los últimos años contienen una gran riqueza de citaciones: Rembrandt, Velázquez, Goya, Ingres, Delacroix, Manet... y, en especial, Degas gozan del favor del malagueño en muchas de les estampas de la serie. En los 156 grabados, Picasso rinde un particular homenaje a Degas con la serie de estampas dedicadas al cuento La Maison Tellier de Guy de Maupassant.

Comisariado: Claustre Rafart