Museu Picasso de Barcelona

Ayuntamiento de Barcelona

Menú del sitio

Ir al contenido

 
El crecimiento de los palacios del Museu Picasso:

Picasso vivió en Barcelona unos años fundamentales: los de su periodo de formación. Con Barcelona estableció y mantuvo unos fuertes vínculos durante toda su vida. En Barcelona quiso tener su museo.

Así fue como, en 1960, y por voluntad expresa del propio Picasso, su amigo y secretario personal, Jaume Sabartés, propuso al Ayuntamiento de Barcelona la creación de un museo dedicado a su obra. En 1963 el museo era una realidad y abría sus puertas en el Palacio Aguilar, en el número 15 de la calle de Montcada.

El fondo del museo lo integraban en aquel momento la colección personal de Sabartés y la colección de obras de Picasso de los Museos de Arte de Barcelona (básicamente el Arlequín, la colección Plandiura, el legado de dibujos del coleccionista Lluís Garriga Roig, la serie de grabados para Las metamorfosis de Ovidio y varias litografías y carteles).