Museu Picasso de Barcelona

La Minotauromaquia
Contiene la dedicatoria para el Museo de Arte Moderno. Picasso. París, 30 de setembre de 1938
1935
Aguafuerte y rascados
49,8 × 69,3 cm
Donación del artista, 1938
MPB 45.006
No expuesto

La obra

El Minotauro —criatura mitológica con cuerpo humano y cabeza de toro— es uno de los grandes protagonistas de la producción picassiana de los años treinta, tanto en pintura como en obra gráfica, y es el tema de este grabado fundamental de Picasso, La Minotauromaquia, considerado uno de los mejores del siglo xx.

Es un aguafuerte con rascado, de factura perfecta, realizado en primavera de 1935 e impreso por Roger Lacourière.

Obra de difícil interpretación simbólica, es una síntesis de toda una serie de obras en torno al mito. Los personajes principales son una joven sosteniendo una vela y un ramo de flores, confrontando a la bestia con expresión serena; un gran Minotauro en el centro de la composición; una mujer torera (que sugiere como modelo a Marie Thérèse Walter, con quien Picasso mantuvo una relación de años), herida, con los pechos descubiertos, desplomándose de la grupa de un caballo; en la parte izquierda, un hombre subido a una escalera, barbudo y medio desnudo, en actitud de huir; y en la parte superior, dos jóvenes mirando la escena desde una ventana, con palomas.

La Minotauromaquia, realizada un año antes del inicio de la guerra civil española, está considerada como uno de los precedentes inmediatos del Guernica.

En el MoMA (Museum of Modern Art) de Nueva York y en el Museé national Picasso de París también se conservan ejemplares de La Minotauromaquia.

Otros grabados del Minotauro

Los años treinta son una época de gran producción gráfica picassiana. Además de La Minotauromaquia, destacan los 100 grabados que componen la Suite Vollard, la serie de grabados realizada por Picasso entre 1930 y 1937 y editada en 1939 por su marchante Ambroise Vollard.

En cuanto a la temática, estos grabados giran en torno a cinco grupos: «La violación», «El taller del escultor», «Rembrandt», «Minotauro» y «Minotauro ciego». Otros son sin temática concreta y 3 son retratos del propio Vollard.

El Museu Picasso tiene 28 grabados de la Suite Vollard. Por razones de conservación preventiva, no se encuentran en exposición permanente en las salas.