Museu Picasso de Barcelona

El paseo de Colón
Barcelona, 1917
Óleo sobre tela
40,1 × 32 cm
Donación del artista, 1970
MPB 110.028

La obra

Esta pintura fue realizada durante la estancia de Picasso en Barcelona entre junio y noviembre de 1917 con la compañía de los Ballets Rusos de Serge de Diaghilev, que presentaba el ballet Parade en el Gran Teatre del Liceu.

Estilísticamente, en El paseo de Colón Picasso juega con la dualidad entre el cubismo sintético y el puntillismo. La pintura está aplicada irregularmente, combinando pinceladas con mucha materia con otras más ligeras. La ventana está concebida como una estructura, y el artista emplea la distorsión de formas y la práctica ausencia de colores típica del cubismo para proyectar al espectador hacia el paisaje marítimo del fondo, éste sí, con color y hecho con toques de pincel característicos del neoimpresionismo.

Este óleo es el preámbulo decisivo de la serie de ventanas abiertas en la obra picassiana, aunque ya había utilizado este elemento en sus inicios. Como sujeto artístico, la ventana adquiere protagonismo y sirve para la creación de nuevas relaciones espaciales entre interior y exterior.

Tanto la barandilla como la bandera española y la estatua de Colón aportan realismo a un paisaje ópticamente inventado.

Paseo de Colón y hotel Ranzini

La perspectiva que se observa es la que se veía desde el balcón del Hotel Ranzini, en el p aseo de Colón, núm. 22, donde se alojaba la futura esposa del artista, Olga K hok hlova, bailarina de la compañía de Diaghilev.
En las colecciones del Musée national Picasso de París, hay un cuaderno de dibujos hechos por Picasso en ese momento en Barcelona, que recoge diferentes imágenes de Olga sentada en el balcón de dicho hotel (MP 1990-103, cuaderno núm. 21).