Francesca Llopis

Inséctame y enjardínate

Tomemos los lápices y transformémonos en los seres más pequeños y también más importantes, en las flores tan frágiles, y pasemos así a ser parte de un jardín.

Los insectos son fundamentales para la vida del planeta, polinizan las flores y ayudan a que crezcan las nuevas, emiten sonidos que indican el calor y también agujeran el suelo para que el agua entre y riegue las plantas, son tremendamente organizados y sus movimientos están siempre orientados. Son animalitos que muchas veces no llegamos a percibir, pero disfrutamos de su belleza cuando sobrevuelan las aguas, caminos y descubrimos sus colores iridiscentes.

En el taller proponemos dibujar nuestro contorno del cuerpo para después transformarnos en insectos o flores, y finalmente crear un enorme jardín.

Francesca Llopis
Nace en Barcelona. En 1976 se matricula en la Escuela Eina para estudiar la poética del espacio y la pintura. En 1981 obtiene la a beca del Ministerio de Cultura y se muda a Varsovia, donde el inevitable golpe de estado, transforma su imaginario pictórico. Este es el punto de inflexión donde el viaje se constituirá como parte de su proceso artístico. En 1988 es becada por la Acadèmia di Roma y l'Écolle des Beaux Arts de Nimes donde Arnau Puig define su pintura como constructivismo semantizado por las cavidades que representa.

En 2004 desarrolla ETC, en la que reflexiona sobre la ausencia de las mujeres artistas en la Historia del arte. A partir de 2007 participa en múltiples exposiciones internacionales y nacionales.

En 2016 en la muestra SakaiArtePorto de Japón, lleva a cabo la acción de arte Traction Action a partir de la necesidad de unir la humanidad con el Universo a través de un infinito formado por las huellas de pigmento rosa de los caminantes de la ciudad.

Su último proyecto es la instalación LLUM! en el Castillo de Montjuïc de Barcelona.

© Big Draw, La Festa del Dibuix. Museu Picasso