Centros Deportivos Municipales

CENTROS DEPORTIVOS MUNICIPALES

Una sociedad inclusiva requiere que todas las instalaciones municipales deportivas estén habilitadas para el uso de todas las personas. Los equipamientos tienen que ser accesibles, la oferta adaptada, y los recursos complementarios necesarios para conseguirlo, ya sea en grupos convencionales o en grupos específicos (en función de su grado de autonomía), tienen que estar perfectamente implementados.
Un espacio deportivo inclusivo es una manera de concebir tanto la práctica de la actividad física como la función social de la instalación deportiva, que funciona de motor para el cambio social y de actitudes, basándose en la igualdad de oportunidades y en la participación, y en dónde la diversidad es un valor en alza que cohesiona al grupo.
Pertenecer a una comunidad o a un grupo social, es uno de los factores decisivos que facilitan la eliminación de la exclusión social y por eso el programa Barcelona Deporte Incluye priorizará la práctica en grupos convencionales por encima de grupos específicos siempre que sea posible.
No obstante, se procederá a trabajar en grupo específico cuando la modalidad de práctica deportiva y/o el grado de discapacidad y de autonomía dificulten el proceso de inclusión, o bien por opción personal de la persona con discapacidad. Por este motivo, se han diseñado programas a medida de las peticiones de este sector social, considerando la práctica del deporte adaptado como un recurso de alto valor cultural que permite una mejor calidad de vida. Además, este tipo práctica deportiva supone un punto de encuentro para el niño, el joven o el adulto que tienen la posibilidad, además, de compartir espacio y experiencias con otras personas con discapacidad, compañeros y compañeras en situaciones similares.
En ambas opciones, es necesario favorecer también el deporte de proximidad, que consiste en tener en cuenta donde reside la persona con discapacidad, con el objetivo de prestar los servicios a la comunidad desde una perspectiva de acercamiento al ambiente social, físico y familiar.
Las modalidades de práctica en los centros deportivos municipales variarán en función de la demanda por parte del usuario con discapacidad:

Inclusión en actividades de práctica de actividad física y deportiva dirigidas

La persona con discapacidad compartirá la práctica de la actividad físico-deportiva, dirigida por un técnico deportivo, con otras personas sin discapacidad, adaptando el programa a sus necesidades.

Oferta de actividades deportivas adaptadas

Se ofrecerá la posibilidad de practicar deporte adaptado en grupos específicos de personas con la misma discapacidad.

Uso libre individual

Se permitirá acceder a la instalación de forma individual y hacer uso de los espacios deportivos accesibles, dependiendo del tipo de discapacidad. Se incluye la oferta de actividades físicas individualizadas que se hacen con el asesoramiento de un técnico deportivo como, por ejemplo, un entrenador personal.

  • Síguenos en:
  • flickr
  • facebook
  • twitter
  • youtube
Los contenidos de este web están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario