Convivim esportivament (Convivimos deportivamente)

"Convivim esportivament” (Convivimos deportivamente) es una iniciativa que tiene por objetivo promocionar la práctica del deporte y la actividad física entre los niños/as y jóvenes de distintos barrios de la ciudad como herramienta de fomento de la inclusión social.

El proyecto parte de la idea de que la práctica deportiva tiene un papel muy importante en la construcción de una ciudad cohesionada ya que incide positivamente en la creación de elementos aglutinadores, a la vez que introduce a las personas en organizaciones y asociaciones que tienen una incidencia significativa en la vida social de los barrios y en la ciudad en general.

De este modo, poniendo al alcance de estos jóvenes barceloneses y barcelonesas la posibilidad de practicar deportes como el baloncesto, el fútbol, el atletismo, el patinaje, el ajedrez, o el badminton, entre otros, se fomentaran las relaciones entre vecinos y vecinas (sea cuál sea su condición socioeconómica o su origen), con lo que se podrán prevenir situaciones de conflicto en los barrios, a la vez que ayudará a prevenir situaciones de riesgo de exclusión social de niños/as y adolescentes.

Más oferta deportiva para jóvenes en todos los barrios

El acceso al deporte se hace a través de escuelas o entidades deportivas del barrio que acogen este alumnado promoviendo así la creación de una red interactiva de cooperación entre el mundo educativo y el asociativo-deportivo que beneficie a ambos colectivos.

No obstante, la medida también sirve para crear una oferta deportiva en los centros o barrios donde no exista ningún tipo de actividad deportiva fuera del horario escolar.

Las actividades deportivas se llevan a cabo en horario de mañana y tarde o durante los fines de semana, y disfrutan de ellas más de un millar de chicos y chicas.

El Pla aprenent esportivament (Plan aprendiendo deportivamente) y el Pla eines per a la convivència (Plan herramientas para la convivencia)

La iniciativa se divide en dos ejes: el “Pla aprenent esportivament” (Plan aprendiendo deportivamente) y el “Pla eines per a la convivència” (Plan herramientas para la convivencia).

En el primer eje, el “Pla aprenent esportivament”, la intervención se lleva a cabo en centros educativos escolares, donde no existe oferta deportiva o ésta no tiene mucha participación.

Las actividades se hacen en espacios escolares y en instalaciones deportivas, privadas y municipales, fuera del horario escolar. En este caso, se propone la realización de deportes de equipo (baloncesto, voleibol, balonmano, fútbol, hockey...), deportes individuales (atletismo, ajedrez, patinaje, bádminton...), actividades gimnásticas con apoyo musical (hip-hop, funky...), así como actividades de iniciación deportiva o de descubrimiento de la motricidad.

Con respecto al “Pla eines per a la convivencia”, el programa está dirigido a jóvenes expuestos a dinámicas de riesgo social y discriminación por razones culturales, de origen, de género, o de situación socioeconómica, entre otros.

En este caso, se potencia la utilización de los espacios deportivos urbanos y las instalaciones municipales, y se trabaja conjuntamente con los educadores de barrio.

Se proponen actividades físicas, deportivas y expresivas tradicionales (voleibol, fútbol sala, artes marciales....) y otras más alternativas (criquet, triatlón...) que dan respuesta a la demanda de estos jóvenes.

Una formación para el futuro

El Ayuntamiento de Barcelona prevé potenciar la formación de los chicos y las chicas que lo quieran para que puedan acabar convirtiéndose en monitores deportivos de estas mismas actividades e, incluso, ayudarlos a asumir tareas organizativas o directivas que les permitan crear nuevas entidades deportivas si en su barrio no existe una asociación que pueda dar continuidad a la actividad iniciada con el proyecto.

Así, los chicos y las chicas que quieran desarrollar tareas de responsabilidad técnica harán, como mínimo, un curso de dinamizador deportivo de base (DEB) y un curso de iniciación a técnico de deporte (CIATE).

A lo largo de este curso de implementación de la medida se ha realizado un curso de Iniciación a Técnico Deportivo-Dinamizador Deportivo de Barrio, tres cursos de iniciación a Técnico  Deportivo y un curso de Tutor de Juego.

Deporte, herramienta de cohesión social

La iniciativa quiere implicar también a los padres y madres en la práctica deportiva de sus hijos e hijas como medio para fortalecer la relación con ellos y, al mismo tiempo, promover los valores deportivos como herramienta de referencia.

"Convivim  esportivament” está impulsado por el Instituto Barcelona Deportes, la Dirección de Servicios de Inmigración y la Agencia de Salud Pública, y la diagnosis de la implantación se hace conjuntamente con la Fundación del Deporte Escolar de Barcelona y el Consejo del Deporte Escolar de Barcelona.

También participan los distritos, la Dirección del programa de Adolescencia y Juventud, el Consorcio de Educación de Barcelona y el Instituto Municipal de Educación.