La Laia ens convida a la festa!

Un paseo
por la Barcelona de Laia

 

Arc de Santa Eulàlia

Santa Eulàlia fue encarcelada en una torre. Algunos afirman que fue en esta misma calle dónde nunca jamás volvió a brillar el sol. Otros dicen que la citada torre se encuentra a la calle llamada Volta del Remei o que podría hallarse en la calle de la Boqueria de Sant Ramon del Call. ¡Ven y descúbrelo!

Baixada de Santa Eulàlia

Uno de los trece martirios que los romanos infligieron a la joven Eulàlia fue encerrarla en una vota llena de vidrios y clavos y hacerla rodar cuesta abajo por las calles de Sant Server y la Baixada de Santa Eulàlia. Paseando por sus alrededores llegarás a la emblemática Plaça del Pi.

Plaça del Pedró

Cuenta la leyenda que Santa Eulàlia permaneció desnuda en una cruz en esta plaza, y el cielo la cubrió con una ligera capa de nieve. Te invitamos a ir a la plaza y visitar la estatua del siglo XVII que representa Santa Eulàlia.

Plaça de l’Àngel

Las reliquias de Santa Eulàlia fueron encontradas en la iglesia de Santa Maria de las Arenes, la actual Santa Maria del Mar. Mientras sus restos eran llevados a la Catedral, la comitiva se detuvo en la plaça de l’Àngel y en aquel preciso instante bajó del cielo un ángel y señaló a un clérigo del cortejo. Avergonzado, éste confesó delante de todo el mundo haber robado un dedo del pie de Santa Eulàlia. Si quieres visitar las reliquias de la santa, las encontrarás en la Catedral de Barcelona.

Catedral de Santa Eulàlia y de la Santa Creu

Hoy en día podemos encontrar los restos de Santa Eulàlia en la cripta de la Catedral de Barcelona donde, durante siglos, los miembros del Consell de Cent asistían a los oficios religiosos. Trece años tenía la niña cuando fue martirizada, sufrió trece torturas y trece son las ocas que puedes ver al lavadero del claustro de la catedral. ¡Ven a contarlas y no te olvides de ninguna!