La Laia ens convida a la festa!

Laia, una barcelonesa valiente

 

Allá por el siglo IV de nuestra era el emperador romano Diocleciano ordenó perseguir a todos los cristianos que había en el Imperio. En la ciudad de Barcelona, muchos se escondieron mientras que otros huyeron.

Cuenta la leyenda que en un caserío de Sarrià vivía una jovencita de 13 años, llamada Eulàlia. Al enterarse de aquella situación, la pequeña Eulàlia se presentó delante del cónsul Daciano en Barcelona para revelarse contra aquellos actos tan injustos.

Pese a ser encarcelada y castigada por tal atrevimiento, Eulàlia no se dejó vencer y luchó por sus ideales, que finalmente la llevaron a la muerte.

Desde entonces esta niña ha sido símbolo de solidaridad, defensa de la justicia y compromiso de la juventud para con nuestra ciudad y, juntamente con la Virgen de la Mercè, es patrona de la misma.

En el año 1998 el artesano Xavier Jansana hace renacer a Laia, una giganta que da vida a la esta valiente jovencita, y la dedica a todos los niños y niñas de la ciudad.