La Laia ens convida a la festa!

Insectos y bichitos festivos y de fuego. Del 7 a 14 de febrero

 

La Llumeneta i el Llumenot de Perafort (TARRAGONÈS)

En el año 2000, construida por el Centro de Juventud Perafort en recuerdo de las luciérnagas que, antiguamente, eran una distracción para la juventud del pueblo, se estrenaba una simpática oruga denominada Llumeneta. De diez metros de longitud, el bicho lanza agua o golosinas, según la ocasión.
En el año 2006, se estrena el Llumenot, construido por Dolors Sans una bestia con veinticuatro puntos de pirotecnia entre la boca, las alas y la cola. El Llumenot, con un aspecto de insecto más realista que su pareja, acompaña los Diables de Perafort y la Llumeneta en sus actuaciones.

El Diabló (escarabajo) de la Selva del Camp (BAIX CAMP)

El Diabló de la Selva del Camp es una recreación de un coleóptero que ataca el avellanero y la encina. Su relación con la villa de la Selva del Camp es doble: por un lado, el cultivo tradicional del pueblo es la avellana y por otro lado, su escudo luce una encina.
Construida con fibra de vidrio por Florenci Andreazini, con trece puntos de fuego, la figura fue estrenada el 2000 en la celebración del 15º aniversario de la recuperación de los Diablos de la Selva del Camp, que son sus portadores.

La Llagosta de La Llagosta (VALLÈS ORIENTAL)

La villa de la Llagosta (saltamontes) escogió esta figura de insecto por motivos evidentes. Construida por el taller Sarandaca de Granollers, la Llagosta de la Llagosta, conocida como la Torradeta, fue estrenada en el año 2001 al formar un trío con los gigantes Blanqueta y Josepet.
La figura, inspirada en otro saltamontes del 1985 ya desaparecida, es un gigante de 3,60 metros de altura llevada por la Colla Gegantera de la Llagosta..

L’Estavat (escorpión) de Sant Llorenç de Morunys (SOLSONÈS)

En la habla del Valle de Lord perteneciente a la comarca de Solsona, al escorpión se les denominan estavats. El Estavat de Sant Llorenç de Morunys fue construido en el 1990 por el artesano de Solsona Manel Casserras y fue estrenado como la figura insignia del Correfoc Piteu. La figura del escorpión, muy realista, interviene en las fiestas de Sant Llorenç de Morunys con una función claramente catártica por el miedo que su picadura -muy dolorosa- ha dejado en la memoria de los habitantes de las tierras del Solsonès.

Les Libèl·lules d’Olesa de Montserrat (BAIX LLOBREGAT)

Una leyenda de Olesa dice que en los tiradores del Llobregat vivía una gran serpiente. La sección juvenil de la UEC de Olesa encargó la construcción de una serpiente festiva y de fuego al diseñador Gabino Rodríguez.
Como bestia de riachuelo que es, la Serp Estricadora va siempre acompañada de dos libélulas que danzan a su lado y le abren paso en los pasacalles y correfocs. Las Libélulas de Olesa nacieron cuando nació la Serp Estricadora el 1995 y tienen dos puntos de fuego cada una.

Nébula de Trinitat Vella (BARCELONÈS)

Barcelona es la ciudad con más larga tradición de bestiario festivo y con el número más grande de figuras con forma de animal para sus fiestas. Desde el Bestiario histórico de la Ciudad, con más de seis siglos de tradición, hasta toda clase de dragones de fuego en la mayoría de barrios. Pero la ciudad, por el momento, no tiene ningún insecto en su inventario festivo. Es por este motivo que, en el momento de escoger una bestia barcelonesa como anfitriona de la muestra de este año, se pensó en la Nèbula de Trinitat Vella, la figura más joven y singular del bestiario barcelonés. Nèbula, de un color verde característico, es un duende protector del bosque que adopta formas de la misma naturaleza: brazos como ramas y cuerpo vegetal con raíces. En un brazo trae su conciencia en forma de demonillo, que lo hace estar alerta de los ataques a la naturaleza. Nèbula, en forma de gigante, es un elemento de fuego que lanza pirotecnia por la boca. Fue construido el 2008 por la artista Dolors Sans para el barrio de Trinidad Vella, y es portado por la Colla Trinifoc.

La Papallona de Sant Pere de Terrassa (VALLÈS OCCIDENTAL)

La Mariposa es una bestia de agua y animación, singular y diferente de lo que es habitual en el bestiario festivo catalán, tanto por su altura como por sus colores.
La figura consta de dos partes: un tronco y la mariposa propiamente dicha. Es llevada como un gigante y tira agua desde el tronco. La figura rindió homenaje a Rosa Mora, muy querida en el barrio de Sant Pere de Terrassa por su plena dedicación. Su origen lo encontramos el 6 de junio de 1992, a la Fiesta Mayor.

El Brumerot (moscardón) de Reus (BAIX CAMP)

Construido en el 2009 por el taller Ventura i Hosta de Navata utilizando materiales reciclados, el Brumerot de Reus fue presentado por la Coordinadora de Barracas de la Fiesta Mayor de Sant Pere.
Es una figura festiva que, al tiempo que recoge la simbología del moscardón -insecto ruidoso, molesto, incansable, que todo el mundo se quiere sacar del encima-, quiere reivindicar la tarea enriquecedora de las entidades de la fiesta y «seguir polinizando la cultura popular».

Les Puces del Vendrell (BAIX PENEDÈS)

Una de las figuras más impresionantes y distintivas del folclore de la capital del Baix Penedès es el Caramot, un inmenso monstruo de fuego de 14 metros de longitud. La voz popular dice que el lugar dónde se guardaba el Caramot estaba lleno de molestas pulgas.
Con esta referencia, decidieron construir unos elementos festivos nuevos: las Pulgas del Vendrell. Cuatro figuras para un solo portador realizadas, entre 1999 y 2000, por Dolors Sans. Su función en la fiesta es danzar alrededor del Caramot.

El Cuc de Molins de Rei (BAIX LLOBREGAT)

En el año 1994 los miembros del grupo del Drac de Molins de Rei construyeron un gusano como nueva bestia de fuego. El gusano fue estrenado en la representación de la leyenda de Sant Jordi de Molins de Rei del año 1995. Desde entonces no ha dejado de participar cada año en los correfocs de la villa y en los de otras poblaciones.
La bestia, un gusano del pino de aspecto terrorífico, es un bicho construido en fibra de vidrio, aluminio y ropa y formado por cinco módulos articulados que le dan un movimiento realista y aterrador, a lo cual también contribuyen sus ojos rojos que, por la noche, se iluminan.

Domingo 14 de Febrero

17 h Plaça Reial Pasacalle y lucimientos del bestiario «Insectos y bichitos festivos y de fuego».
Recorrido: Palau de la Virreina, la Rambla, Ferran, plaça de Sant Jaume (actuación de cada figura).

Retorno: plaça de Sant Jaume, Ferran, La Rambla, Palau de la Virreina.